¿Qué es un Sistema solar Conectado a Red y cómo funciona?

Un sistema solar conectado a red es un sistema fotovoltaico que trabaja de manera conjunta a red eléctrica pública y la generación de energía de los paneles solares.

Este sistema está compuesto por: Red eléctrica, Paneles Solares, Inversor de Red y un equipo de monitoreo. Por lo tanto, no necesita de baterías.

¿Qué hace un inversor de red? Además de transformar la corriente continua a alterna, permite priorizar de manera automática el uso de la energía fotovoltaica de los paneles solares. Como resultado, se reduce el consumo energético de la red pública.

Durante las noches y en días de poco sol, el inversor permite la entrada de energía de la red eléctrica sin ninguna configuración necesaria. 

El uso de este sistema solar conectado a red puede ser residencial, comercial e industrial y su beneficio principal es el ahorro en costos energéticos y la reducción de emisión de co2. El único mantenimiento que un sistema conectado a red necesita es la limpieza de paneles de 3 a 6 veces al año.

Cuentan con un tiempo de vida mayor a 20 años y su inversión se recupera a mediano plazo. Estos sistemas pueden alimentar motores e incluso cargas industriales. 

Su instalación es bastante sencilla y económica. Con este sistema podrás producir energía de manera eficiente y sostenible.

Este año está planeada la aprobación del reglamento de Generación Distribuida. En definitiva, ello permitirá aprovechar la energía generada excedente -es decir, la que tus paneles generaron y tú no utilizaste- como un crédito de energía a futuro.

Si estás interesado en adquirir un sistema conectado a red, comunícate ya mismo con nosotros para poder dimensionar tu sistema y asesorarte antes, durante y después de la compra de nuestros equipos.

Recuerda seguir nuestra página oficial de Facebook para estar al tanto de nuestras novedades, eventos y lanzamientos de equipos.

 

No Comments

Leave a Reply